in

River campeón: los festejos en el centro de Ayacucho

Un total de 16 victorias en 22 presentaciones. 48 goles a favor y apenas 13 en contra. 12 puntos de ventaja sobre Talleres de Córdoba y Defensa y Justicia, sus más inmediatos perseguidores. River Plate es otra vez campeón del fútbol argentino. Justo y arrollador campeón de la Liga Profesional. Derrotó 4-0 a Racing con goles de Agustín Palavecino, Julián Álvarez y Braian Romero (2), y se colocó la corona tres fechas antes del epílogo de la competencia. Todo un símbolo de su abrumadora superioridad.

Ramón Díaz había sido el último conductor que le dio a River un certamen argentino, en el primer semestre de 2014, antes de tomar la decisión de irse del club de manera intempestiva.

Un grupo importante de hinchas se concentraron en la esplanada municipal para festejar la victoria. Además se observó la presencia de integrantes de la agrupación roja y blanca de Ayacucho “Leo Ponzio”.

El DT analizó que “hay un grupo de jugadores que se presta al laburo y a la exigencia y no le escapan al esfuerzo”. “Es lo que somos, como trabajamos. [Sus dirigidos] tienen sentido de pertenencia. No es fácil sostenerse en la intensidad de nuestra institución. Sin embargo, muchos de ellos tiraron para adelante. Los chicos que aparecieron encontraron un espacio para poder naturalizar la idea y hacerla propia.

Así, Marcelo Gallardo logró su decimotercera vuelta olímpica desde su arribo a la institución, allá por mediados de 2014. Le faltaba una liga (el club no alzaba el trofeo de Primera División justamente desde hace siete años, con Ramón Díaz). Pero en cuanto se pudo enfocar en su búsqueda, arrasó.

Infobae.